NETWORK WELLNESS: una red integrada de comportamientos y estilos de vida capaces de disminuir la Inflamación y mejorar el estado de Salud y Bienestar.

Nunca antes había surgido la necesidad de adoptar comportamientos saludables y preventivos en nuestras vidas para poder enfrentar mejor las agresiones internas y externas que están minando nuestra salud y nuestro bienestar psico-físico. El constante estrés al que estamos sometidos está, de hecho, alimentando incesantemente el estado inflamatorio de nuestros sistemas vitales. Hoy hablo de ello con el profesor Sergio Pecorelli, académico, investigador, profesor de ginecología y obstetricia, antiguo Rector Magnífico de la Universidad de Brescia.

GA: Profesor Sergio Pecorelli, durante años ha estado estudiando la relación entre la inflamación y el desarrollo de enfermedades crónicas, ¿qué es exactamente la inflamación?

SP: La inflamación se caracteriza por una serie de reacciones bioquímicas y metabólicas que se producen en los tejidos, cuando no somos capaces de responder adecuadamente a estímulos anormales. De ello se deduce que la inflamación conduce a funciones inmunológicas deterioradas. A menudo la presencia de un estado inflamatorio continuo en nuestro orga¬lismo genera el desarrollo de enfermedades que pueden llegar a ser crónicas. Normalmente la causa se debe a una carga excesiva de toxinas, estrés oxidativo, pero también a una reacción excesiva del sistema al estrés.

GA: ¿De qué depende la inflamación?

SP: Esencialmente el entorno en el que vivimos y nuestros comportamientos y estilos de vida. Para entender esto tenemos que volver al concepto de medicina, que hoy en día se identifica como una red, Medicina en Red, que consiste en 3 niveles interconectados. El primer nivel es el nivel MOLECULAR o de metabolismo, donde encontramos todos los tejidos y células que los constituyen conectados por una red metabólica. En el Nivel II encontramos todos los sistemas biológicos. En el nivel III encontramos a los individuos con todas sus conexiones sociales. Es decir, el MEDIO AMBIENTE. En el ambiente están las relaciones con los demás, nuestro trabajo, los colegas, la familia, los amigos, nuestras pasiones, la música, el deporte, lo que comemos, bebemos y respiramos, etc. En este sistema de red todo está conectado, cada enfermedad está conectada con otras enfermedades asociadas y con todos los demás niveles. Y el medio ambiente juega un papel fundamental en la salud y el bienestar. Por ejemplo, la interacción entre los genes y el medio ambiente tiene el gran potencial de identificar formas de prevenir o reducir el riesgo de enfermedades. Dado que el medio ambiente actúa sobre el genoma, es muy evidente que los comportamientos afectan a los procesos inflamatorios.

GA: Así que los comportamientos y estilos de vida que adoptamos pueden tener una influencia decisiva en nuestra salud y bienestar?

SP: No sólo la nuestra, sino también la de las futuras generaciones si son adoptadas por mujeres embarazadas. Hay sistemas para reducir la inflamación que son absolutamente simples y accesibles para todos. Es una red integrada de conductas y estilos de vida para la cual acuñé el término BIENESTAR DE LA RED para parafrasear MEDICINA DE LA RED, es una especie de Receta de Bienestar:

  • Ejercicio
  • Asumir una nutrición adecuada
  • Abolir el tabaco, el alcohol y las drogas
  • Cuidar de tu cuerpo y tu imagen
  • Escuchar música a 432 Hz
  • Duerme lo suficiente
  • Respetar el reloj biológico
  • Cultiva tus pasiones
  • Meditación, yoga, masaje antiestrés
  • Usando la aromaterapia
  • Flotar, Sauna o Baño de Vapor

Bastaría con incorporar estos factores a nuestra vida cotidiana y ya habríamos hecho la mitad del trabajo por nuestro bienestar y el de nuestros hijos. A menudo olvidamos esto, pero seguir un estilo de vida correcto es la clave para combatir muchas enfermedades y contrarrestar el envejecimiento prematuro de nuestro organismo. El BIENESTAR DE LA RED es uno de los sistemas antiinflamatorios más eficaces que conocemos.

GA: ¿Por qué el ejercicio es tan importante para el cerebro también?

SP: A través del movimiento físico estimulamos una parte del cerebro para que produzca sustancias, llamadas factores cerebrales (BDNF), que a su vez estimulan un área del cerebro, el Hipocampo, donde la neurogénesis, la formación de nuevas células nerviosas, tiene lugar a cualquier edad. Caminar no sólo estimula el hipocampo, que no sólo genera nuevas células nerviosas sino que también mejora la memoria y las propiedades cognitivas, sino también las miofibrillas, pequeñas áreas de nuestros músculos, que ponen en circulación sustancias que estimulan el crecimiento de los vasos sanguíneos. En los adultos cruzan la «barrera» y llegan al cerebro, generando nuevos vasos para apoyar la formación de nuevas células. Incluso durante el embarazo llegan al feto y servirán para su neurodesarrollo, que comenzará en esta etapa. Un paseo rápido todos los días durante un mínimo de 30 minutos y un máximo de 60 minutos sería suficiente para proporcionar beneficios a nuestro cuerpo, incluso a las mujeres embarazadas, cuyo feto se beneficiaría tanto en términos de mejora de la neurogénesis como de la vascularización cerebral, con una menor tasa de defectos cardíacos congénitos y una mejor adaptación de la frecuencia cardíaca después del nacimiento.

GA: ¿Escuchar música o tocar un instrumento musical puede afectar el estado inflamatorio?

SP: La música en sí misma está en nuestro ADN ancestral, es capaz de crear sinergias cerebrales muy importantes, para estimular la memoria y especialmente las capacidades cognitivas de los individuos. Tocar un instrumento musical de cuerda, como un piano, un violín o una guitarra, durante al menos un año antes de los 15 años de edad, es menos probable que cause demencia o pérdida de memoria. ¡Esto es increíble! Como escuchar música tocada con instrumentos afinados a 432 Hz. Por ejemplo, la música de Mozart o Pink Floyd.

GA: Profesor esto es increíble! Nos hace comprender hasta qué punto la elección de nuestras relaciones, actividades, pasiones son determinantes en el estado de nuestra salud psicofísica y nos muestra que mucho depende de nosotros, de nuestra voluntad y de nuestra responsabilidad social, dado el impacto que la enfermedad tiene en el sistema sanitario y económico. Deberían ser las instituciones responsables de la formación las que se encargaran de la educación para la salud y el bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.