La naturaleza de los cosméticos: las nuevas tendencias cosméticas

En este momento histórico de incertidumbre y cambio, el bienestar, la salud y la seguridad se convierten en los valores fundamentales en los que hay que centrarse. Estas son necesidades reales sentidas por toda la sociedad, pero también son las nuevas metas cosméticas que llevan a redefinir el viejo concepto de la Belleza.

Con la propagación de la pandemia, por un lado ha crecido un sentimiento de ansiedad y miedo, por otro lado las personas han aprendido a apreciar el placer de cuidarse a sí mismas a través de estilos de vida más saludables que también incluyen los cosméticos, a los que se les pide no sólo que sean limpios y seguros sino también que respeten la salud de la persona, el medio ambiente, los animales y el planeta entero.

Ahora que se observa al individuo en su totalidad, con su fragilidad y respeto por las características individuales, comenzamos a comprender el mensaje de la Cosmética Humanista que realmente se preocupa por la persona, su Bienestar y su Belleza interior y exterior, cada vez más conectada con la Salud.

Una de las consecuencias de la pandemia en el mundo de los ingredientes y las materias primas cosméticas es la nueva tendencia que refleja las necesidades, los temores y cierta ansiedad generada o exacerbada por el Covid-19. La necesidad de fortalecer las defensas inmunitarias es primordial en la demanda de los consumidores de cada vez más productos y alimentos capaces de aumentar la respuesta inmunitaria del cuerpo, con un enfoque holístico.

También existe un creciente temor a la propagación de enfermedades de origen animal entre los consumidores. El instinto de autoconservación lleva por lo tanto a una preferencia por los productos de origen vegetal: por lo tanto menos ingredientes de origen animal, más veganos.

Nuestro Laboratorio de Investigación y Desarrollo, asistido por el Laboratorio Antropo-relacional, ha llevado a cabo una serie de investigaciones científicas en colaboración con algunas universidades, que han dado como resultado la formulación de una línea de coloración capilar vegana, totalmente libre, ecosostenible, sin amoníaco, sin resorcina y de alto rendimiento, que respeta plenamente la salud de las personas, el medio ambiente y los animales.

Estamos siendo testigos del fortalecimiento del vínculo entre la nutrición y los cosméticos. Las tendencias alimentarias influyen cada vez más en la belleza. Por ejemplo, la alta concentración de nutrientes y antioxidantes que contienen los superalimentos utilizados en los cosméticos actúan positivamente sobre la piel, el cabello y las uñas en beneficio de todo el cuerpo, así como las vitaminas y los superminerales.

Otro fenómeno relacionado con el encierro y las limitaciones en los viajes es el redescubrimiento de las tradiciones locales y la cultura folclórica, que quiere encontrar en los cosméticos ingredientes de producción local, más seguros porque se consumen todos los días y se puede conocer su trazabilidad. (fuente Beautystreams)

El pasado y el futuro se encuentran en propuestas de nuevas formulaciones que se basan en investigaciones científicas que se apoyan cada vez más en los productos del territorio y en la medicina tradicional popular a base de hierbas, confirmando las propiedades ya conocidas en la cultura antigua. Pienso, por ejemplo, en la tradición monástica de Hortus Simplicium, el jardín de medicinas sencillas cultivadas en los monasterios y conventos benedictinos.

En Italia, las plantas de origen mediterráneo están demostrando ser una fuente muy rica y variada de materias primas cosméticas capaces de conferir a los productos que las contienen propiedades interesantes en términos de eficacia, demostradas por una amplia y autorizada literatura científica.

En cada región hay especies de plantas de interés cosmético. Sólo para dar algunos ejemplos, entre los más populares del momento están: las naranjas sanguinas de Sicilia, el mirto de Cerdeña, el abedul de los Alpes, el cedro de Calabria, la alcaparra de las Islas Eólicas, la albahaca de Liguria y luego el higo chumbo, el azafrán, los cítricos, las especias, las hierbas varias, las flores, los tomates… y muchos otros.

La belleza es redescubrir la naturaleza y la importancia de la salud, así como los sistemas de defensa innatos del cuerpo. El uso de compuestos para mejorar el microbioma de la piel está aumentando y existe un interés en reducir el impacto ambiental mediante la elaboración de materias primas con métodos de extracción sin el uso de sustancias nocivas.

La lista de materias primas típicas de la zona del Mediterráneo es interminable, única y muy valiosa, y es nuestra fuerza y nuestra bendición.

Italia es uno de los ocho países del mundo que marcan tendencia en materia de cosméticos y que puede dictar las tendencias mundiales.

Estamos a las puertas de una nueva era… y desde aquí debemos empezar de nuevo: ¡desde el orgullo de ser italiano!

Manténgase actualizado sobre los próximos artículos e iniciativas

    Política de privacidad
    Al enviar esta solicitud, declaro que he leído la Política de Privacidad de este sitio y acepto el procesamiento de mis datos personales para la gestión de esta solicitud.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.